• DERECHO A DEVOLUCIÓN DE 21 DÍAS
  • ATENCIÓN AL CLIENTE +34 913 496 545
  • MEJOR PRECIO GARANTIZADO

Ski poles

Bastones esquí

(378)

Bastones de esquí: apoyo para tus movimientos

Bastones telescópicos de K2


¿Esquiar sin bastones? Difícil de imaginar. Estas piezas de equipamiento esenciales facilitan tus movimientos, además de mejorar tu equilibrio y tu coordinación. Te ayudan a girar y a impulsarte. Si vas equipado con los bastones adecuados, nada podrá arruinar tu día en la montaña. Su construcción es simple: empuñadura, correa, tubo y arandela. A pesar de esto, existen diferentes tipos.

Para explicarlo de forma simple, podrás elegir entre los siguientes tipos:


Las normas son lo primero


Al comienzo de todo solo había un palo largo y luego, durante mucho tiempo, no había nada. Ese era, más o menos, el comienzo del esquí. A día de hoy tenemos dos bastones (o palos) que vienen en varias versiones. Da igual el tipo que elijas, fíjate en que cumpla la Norma DIN ISO 7331. Este detalle es muy importante, ya que implica que los bastones se puedan doblar pero nunca romper. Además, verifica la resistencia que tienen las empuñaduras a posibles roturas y la elasticidad de las arandelas. Esta norma también analiza lo rápido que se salen las arandelas en caso de caída o de algún enganchón. La punta del bastón también ha de ser normalizada. Para evitar lesiones, ha de ser fresada o hueca.

Criterios importantes a la hora de elegir los bastones de esquí


Cuando te vayas a comprar unos bastones de esquí, existen muchísimos aspectos que tendrás que tener en cuenta, más de los que te imaginas. Materiales, tamaño y acabado son factores clave a la hora de elegir esta pieza primordial de tu equipamiento.

El tubo: diferentes materiales y formas


El tubo de un bastón de esquí es, generalmente, recto. Sin embargo, existen algunos diseños con una ligera curva debajo de la empuñadura. Esto permite que el bastón entre en contacto antes con la nieve, lo que te aporta un contacto prolongado con la pista. El tubo cumple varias funciones y desempeña un papel fundamental en términos de estabilidad, peso y amortiguación. Los materiales de alta calidad te permitirán combinar todas estas propiedades. Normalmente podrás elegir entre aluminio y carbono.

Bastones de esquí de Blue Tomato


Muchos bastones de esquí están hechos de aluminio, como los que ofrecen marcas como Salomon, Völkl, Armada y Amplid. Para un uso regular, este es un material bastante apropiado, pero que tiende bastante a doblarse. El tratamiento de calor garantiza que sea sólido y flexible. El aluminio es un material barato, y sus series 6 y 7 son muy robustas y duraderas (el número de serie hace referencia a las diferentes aleaciones que se usan junto con el aluminio).

Podrás encontrar más información sobre la aleación de los bastones gracias a los números bajo la empuñadura. Si tiene cuatro dígitos significa una calidad estándar; cinco, una buena calidad; y seis, un metal de alta calidad.

Otra variante es la de pillarte unos bastones de fibra de carbono, como los que ofrecen marcas como Atomic y K2.

Gracias a este material, las marcas pueden ofrecer bastones muy ligeros con una gran rigidez y un buen nivel de amortiguación. Debido a su ligereza y a sus mejores propiedades en general, los bastones de fibra de carbono son más caros. Su excelente solidez garantiza, de esta manera, un alto rendimiento.

Sistemas de correas


La correa clásica, tal y como la conocemos, está sujeta a la empuñadura y se puede ajustar con una hebilla de plástico. En los últimos años, se han realizado muchos avances y se han desarrollado nuevos sistemas. La mayoría de profesionales utilizan la correa de seguridad de LEKI. La tecnología Trigger S incorpora un sistema de seguridad en la empuñadura, con su correspondiente correa atada directamente sobre el guante y enganchada con una anilla dentro de la empuñadura. Cuando la tensión aumenta, la anilla se abre automáticamente, lo que ayuda a minimizar el riesgo de lesiones durante una caída.

¿Muy largos o muy cortos? La altura es crucial


La altura correcta de los bastones de esquí es un factor de vital importancia para tu técnica de esquí. Cuando los uses, ten por seguro que notarás al instante si son demasiado largos o demasiado cortos. Los bastones tienen tamaños que se van incrementando de 5 en 5 centímetros. Si los ideales para ti están entre dos tamaños, decántate siempre por los más largos, ya que siempre puedes acortarlos.

Bastones con ropa de abrigo de Ortovox


Existen dos maneras de hallar el tamaño perfecto para tus bastones de esquí:

  • Multiplica tu altura (en cm) por 0,7. El resultado será una buena aproximación del tamaño ideal para tus bastones de esquí.
  • Mantén una postura erguida (asegúrate de que llevas calzado plano) y dale la vuelta al bastón sujetando la arandela con tu mano. Tu brazo tendría que formar un ángulo de 90 grados. Vuelve a darle la vuelta al bastón y agarra la empuñadura, tu mano debería estar un poco más arriba que antes.

La arandela y sus ventajas


En la pista, puede que sea suficiente una arandela pequeña y tradicional. Si lo que quieres es adentrarte en una incursión fuera de pistas, una arandela más grande te dará un nivel de ayuda adicional. En la nieve más espesa, una arandela más grande te aportará una mayor superficie de contacto, lo que significa que no te hundirás en la nieve. Si vas de senderismo, una arandela grande te aportará un mejor punto de apoyo y un impulso aumentado en la escalada.

Bastones telescópicos: increíbles, simples y prácticos


Los bastones telescópicos de marcas como K2, LEKI y Scott son una gran alternativa a los bastones convencionales. Gracias a su sistema de ajuste, se puede controlar el tamaño de estos bastones de acuerdo con tus necesidades. Durante un ascenso a la cima o al tope de un terreno de nieve polvo virgen, podrás alargar el tamaño de tus compañeros para escalar con mayor facilidad. Para el descenso, puedes devolverlos al tamaño adecuado para tu altura.

Con toda esta información bien estudiada, podrás iniciar con confianza la búsqueda de los bastones de esquí adecuados en Blue Tomato. ¡A divertirse!