• DERECHO A DEVOLUCIÓN DE 21 DÍAS
  • ATENCIÓN AL CLIENTE +34 913 496 545
  • MEJOR PRECIO GARANTIZADO

SETS DE ESQUÍS PREMONTADOS

Freeski

(944)

Freeski: tablas para el parque


El esquí de carving convencional tiene las mismas cosas en común con el freeski como Shaun White con Cristiano Ronaldo. Ambos son increíbles en lo que hacen, pero no tienen nada que ver el uno con el otro. No importa si lo llamas freeriding, freestyle, slopestyle o trickskiing, el principio es el mismo: ponerte dos esquís en tus pies y empezar a dar saltos por las rampas y rieles en el parque. ¡Demonios, ni siquiera hace falta que estés en el parque! Un pasamanos o un árbol caído pueden ser fácilmente un obstáculo improvisado. ¡Píllate un nuevo par de esquís en Blue Tomato y deja volar tu imaginación!

Freeskis: la mejor arma para el parque

Freeski & Shoes

“¿Qué es un parque para esquiar?” te esuchamos preguntar. Un parque de nieve, como se conoce coloquialmente (al menos por aquellos que tienen dos esquís bajo los pies), es muy diferente al parque que tienes a la vuelta de la esquina de tu casa. Los parques de nieve están plagados de rampas hechas por el hombre, obstáculos como cajas y rieles y otras características que pronto conquistarás con facilidad. A día de hoy, el esquí de la "nueva escuela" es un deporte establecido por derecho propio. Con su primera aparición en los X Games, estos hombres y estas mujeres jóvenes con esquís atados a sus pies ahora pueden participar incluso en los Juegos Olímpicos. Podrás ver a leyendas como Tom Wallisch, Tanner Hall y Jon Olsson luciéndose con sus trucos alocados desde la comodidad del sofá de tu casa.

Si una tabla de snow no es tu elección preferida y te decantas por la libertad de un par de esquís, tenemos la solución perfecta para ti en Blue Tomato. Si te consideras un amante del parque, definitivamente necesitarás un par de esquís de doble espátula. Son completamente simétricos y están doblados tanto en la nariz como en la cola, permitiendo que los aterrizajes hacia atrás y los cambios de dirección sean un caramelito, especialmente cuando se combinan con fijaciones montadas en el centro. Marcas más nuevas como Line y Armada, así como otros fabricantes de esquís más clásicos como Atomic y Völkl, están al frente de los avances tecnológicos cuando se trata de esta nueva modalidad de esquí.

La naturaleza es tu amiga: tocones y pasamanos


¿No tienes la suerte de vivir en un complejo de esquí? ¡No importa! Simplemente mira a tu alrededor, ¡tu barrio puede ser tu propio parque de nieve! Si has estado acechando esa pendiente de 200 m justo al salir por tu puerta, unos esquís de doble espátula direccionales pueden ser idóneos para ello. Con una nariz ligeramente más ancha, estos esquí te darán la flotación suficiente para la nieve polvo ligera, al mismo tiempo que te permite deslizarte por cualquier tronco o tocón de árbol con facilidad y hacer los saltos más grandes posibles incluso con las rampas más pequeñas. ¡Simplemente usa tu imaginación! No hay mejor manera de prepararse para una buenas vacaciones en un parque de nieve. ¡Hará que tu forma de esquiar suba al siguiente nivel!

Como su nombre podría sugerir, el esquí urbano trata de convertir tu barrio en tu patio de juegos. Ningún pasamanos ni ninguna brecha escapará de tus esquís. Este tipo de patinaje recuerda enormemente al patinaje en línea y al skate urbano. Tanto unos esquís de doble espátula como unos más cortos son ideales para este tipo de esquí.

Construcción, tamaño y cortes laterales al detalle

Freeski: Florian Albert


El esquí ha recorrido un largo camino desde que se ataban dos placas de madera a tus zapatos. Ahora tienes construcciones tipo sandwich, caja de torsión y monocoque. ¿Te suena a chino? ¡Acabemos con ello!
Los esquís con construcción tipo sandwich suenan genial y son los más preferidos por los esquiadores. Las áreas de los esquís se distribuyen en capas y se pegan de forma plana. Los fabricantes utilizan los materiales más duraderos que descubren y, con este método, pueden manipular perfectamente la flexibilidad de los esquís.

La construcción de caja de torsión es similar a la de sandwich, pero en ella se incluye un núcleo interior de madera u otro material en capas de fibra de vidrio para conseguir una rigidez de torsión aumentada. Sin embargo, este es un proceso mucho más laborioso.

Los esquís con construcción de tipo monocoque no son peores que los otros tipos, pero tienden a ser menos comunes por su proceso de fabricación más complejo. La lámina superior y los cantos se combinan en una sola pieza, haciendo que los esquís sean más ligeros y aportando una mayor fuerza de torsión.

La física desempeña un papel fundamental en el tamaño y el corte lateral de un esquí: mientras más anchos sean los esquís, más flotación tendrán en la nieve polvo. Con una anchura de 90 a 100 mm, no necesitarás ningún periscopio en un futuro cercano.

Una anchura central de 85 a 90 mm debería irte bien para las líneas de rampas, ya que este tipo de tamaño es óptimo para aumentar la estabilidad en los aterrizajes más duros. Si principalmente vas a ir por cajas y rieles, unos esquís más estrechos te irán mejor para aportarte una agilidad extra.

Formas para cada necesidad: camber, rocker e híbrida

Formas de esquís: Camber, Rocker e híbrida


Una forma con camber positivo es la forma clásica para los esquís. Aporta un agarre perfecto en los cantos y un buen nivel de respuesta en pistas duras y heladas y destierra a las vibraciones de altas velocidades al más allá.

La forma con rocker es de lo primero que te darás cuenta en un freeski. Una nariz y cola suaves y una curva en forma de plátano te aportarán una flexibilidad máxima. La superficie de contacto reducida en los esquís hace que sea más fácil dar giros y da más flexibilidad a su homólogo con camber. También notarás una flotación extra en nieve polvo, definitivamente un punto a favor. El único inconveniente es que con esta forma tendrás dificultades a altas velocidades y en pistas heladas.

Por supuesto, los fabricantes han hallado un equilibrio entre estos dos extremos: el rocker híbrido. Debajo de las fijaciones tendrás todos los beneficios de unos esquís con camber, mientras que el resto de los esquís te aportará la flexibilidad y el rendimiento óptimo en los giros de unos esquís con rocker.

Esquís, fijaciones, botas y bastones: un equipo inseparable


Sin las fijaciones apropiadas, ¡no podrás sacar el máximo partido a tus esquís! Una vez más, el freeski se diferencia de sus colegas alpinos en lo siguiente: las fijaciones de freeski se montan normalmente en el centro o un poco hacia atrás para aportar más flotación.

Los valores DIN y Z son más importantes que nunca. Para evitar lesiones, asegúrate de que usas el valor correcto acorde con tu tamaño de cuerpo. Esto se puede calcular usando tu peso, altura, longitud de suela de bota y nivel de habilidad.

Freeski

Otra parte importante de tu configuración son las botas de esquí. Los esquiadores, por supuesto, necesitan unas botas duras, pero estas pueden llegar a ser sorprendentemente ligeras. Mientras más hebillas tengas, más margen tendrás para hacer ajustes, dándote la oportunidad para influenciar directamente en lo cómodas que son. Para los más saltarines, serán más apropiadas unas botas más suaves. Para saltos más grandes y altos, querrás tener el apoyo de una bota más dura, como las que tienen Dalbello o Full Tilt a tu disposición.

Y, por último pero no por ello menos importante, ¡bastones de esquí! El truco del almendruco: multiplica tu altura por 0,7 para tener el tamaño ideal de bastón. Si esquías en pistas o vas de travesía, puede sobrarte un poco de tamaño, pero si estás en parque o en pipe, es mejor que te quedes corto.

Encontrarás todo lo necesario para obtener la mejor configuración de freeski en nuestra enorme selección de equipamiento en Blue Tomato. Sin embargo, no lo olvides, el freeski también tiene mucho que ver con el estilo. La ropa de snow adecuada es casi tan importante como clavar ese 540. ¿Verdad, chicos? ¿Verdad?