• DERECHO A DEVOLUCIÓN DE 21 DÍAS
  • ATENCIÓN AL CLIENTE +34 913 496 545
  • MEJOR PRECIO GARANTIZADO

Avalanche transceivers

Dispositivos ARVA

(17)

Transmisor para avalanchas: la búsqueda del mejor localizador

Transmisor de avalanchas Ortovox, foto: Christian Brecheis


Puedes verte involucrado en medio de una emergencia en un abrir y cerrar de ojos. Hace un día soleado mientras disfrutas de la nieve polvo y en lo único en que piensas es en hacer una travesía de freeride. Sin embargo, no tienes el equipamiento adecuado en caso de avalanchas, algo muy peligroso e imprudente. Una de las piezas más importantes de este equipo es el transmisor para avalanchas. Este pequeño elemento podría salvarte la vida en caso de quedar totalmente enterrado por una avalancha. Este resumen de la amplia gama con la que cuenta Blue Tomato de equipamiento para avalanchas te explicará qué características has de buscar cuando te prepares para tu siguiente aventura en tu splitboard o esquís de travesía. Recuerda, ¡incluso las travesías más cortas fuera de pista pueden ser un peligro!

El desarrollo de estos pequeños ayudantes comenzó en los años 50 cuando el americano John G. Lawton perfeccionó la idea de usar un transmisor de radio para poder localizar a los esquiadores enterrados. El primer transmisor para avalanchas vio la luz en el invierno de 1970-71 tras años de investigaciones e innovaciones. Lawton dio el nombre de "Skadi" a su dispositivo, pero pronto se volvió conocido bajo el nombre de "Hot Dog", parte por su aspecto, parte porque venía a sustituir al perro de rastreo en avalanchas. En realidad, fue un perro de estos el que dio nombre al Barryvox. Supuestamente, a comienzos del siglo XIX, un San Bernardo llamado Barry salvó las vidas de 50 víctimas de una avalancha. Durante 25 años, Barryvox fue el líder indiscutible del mercado de la seguridad para avalanchas.

Con el paso de los años, cada vez más y más competidores, como Pieps, Ortovox y BCA, salieron a escena y el radio de frecuencia que introdujo Barryvox se convirtió en estándar. Durante poco tiempo, los transmisores de diferentes fabricantes eran incompatibles entre sí, ya que ambos buscaban y transmitían en diferentes frecuencias. Desde 1996, la frecuencia europea estándar ha sido la de 457 KHz y se aplica a todos los modelos actuales.

Tres antenas para rescates más rápidos

Transmisor de avalanchas Pieps DSP Pro

Cada transmisor de avalanchas tiene dos funciones: modo envío, que debería estar siempre activado en el transmisor que lleves antes de partir; y modo búsqueda, que debería estar activado únicamente en caso de emergencia y si quisieras buscar a un compañero enterrado. Cuando esté en modo envío, tu transmisor envía señales de localización intermitentes. Es por eso por lo que es increíblemente importante esquiar en grupo cuando salgas de travesía. Con el modo búsqueda, el transmisor puede recibir la señal de un compañero enterrado con una distancia de hasta 60 metros. En el nuevo milenio, el mercado de dispositivos de seguridad para avalanchas experimentó su cambio más determinante: la incorporación de una tercera antena para una localización más rápida y precisa. Ahora es posible rastrear el campo magnético del dispositivo transmisor, por lo que ya no importa la posición en la que se encuentra enterrado el dispositivo. Además, el área de recepción es aproximadamente circular, así que ya no tendrás que girar tu dispositivo como solías hacer. Una flecha señala la dirección del transmisor más cercano y la tercera antena, que viene ya incorporada en todos los dispositivos, permite a la partida de búsqueda localizar múltiples enterrados a la misma vez.

Originariamente, los transmisores incorporaban una única antena analógica que mostraba la distancia del compañero enterrado por la fuerza de un tono que se incrementaría en amplitud con una señal más potente. Una vez recibida la primera señal, tendrías que girar tu dispositivo sobre su eje para determinar por dónde era más potente la señal y seguir haciendo esto a medida que avanzabas. Únicamente recibías la mejor recepción de señal si estabas directamente en línea con el campo magnético. La llegada de una segunda antena, por medio de la introducción de una pantalla con una flecha, hizo posible ver en qué dirección moverse y así localizar al compañero enterrado. Las antenas se cruzaban en una representando el eje X y, la otra, el eje Y. Los transmisores de antena dual tenían un campo elíptico, lo que significaba que aún tenías que seguir girando el dispositivo hasta que recibieras la primera señal.

Cómo usar tu equipamiento para avalanchas


Tu transmisor de avalanchas te servirá de gran ayuda únicamente si llevas contigo una pala y una sonda en tu mochila en todo momento. Incluso en ese caso, es posible que cometas algunos errores. Los cursos de formación en equipamiento de avalanchas, que se han de realizar con regularidad para mantener los conocimientos frescos en la mente, son totalmente indispensables en las travesías.

La búsqueda se lleva a cabo en una serie de pasos: la búsqueda general incluye la búsqueda sistemática de la zona de avalancha y el punto en el que el transmisor establece el primer contacto. La búsqueda precisa se lleva a cabo más tarde, cercana a la superficie de la nieve, para la cual existen diferentes dispositivos con diferentes métodos. Sin los apropiados conocimientos técnicos y la educación pertinente para saber cómo usar tu dispositivo, se puede perder un tiempo muy valioso y que, a la larga, puede salvar vidas.

Un sistema que se ha implementado en las chaquetas de esquí y snowboard con el paso de los años por diferentes fabricantes es el sistema sueco llamado RECCO. Un diodo semiconductor incorporado en tu ropa refleja las señales de los servicios de emergencias, permitiendo a la víctima ser encontrada con más facilidad por la partida de búsqueda. Sin embargo, este elemento no es un sustituto del transmisor para avalanchas.

Tres amigos que te pueden salvar la vida: pala, sonda y transmisor

Transmisor de avalanchas Ortovox, pala y sonda


Ahora ya conoces las diferentes características que se han implementado y desarrollado durante los últimos años. ¡Todo lo que has de hacer ahora es reservar plaza en un curso de formación para avalanchas y así asegurarte de que te sientes seguro a la hora de usar tu equipamiento de avalanchas antes de alistarte en la próxima aventura! Recuerda: tan solo 15 minutos bajo la nieve y tus opciones de sobrevivir se reducen drásticamente, por lo que has de proceder a realizar tu travesía con todo el respeto posible, interpretar bien las condiciones atmosféricas y asegurarte de que llevas contigo los siguientes elementos:

  1. Transmisor de avalanchas
  2. Sonda
  3. Pala
  4. Mochila de avalanchas
  5. Manual para la montaña
¡Reserva plaza ya en un taller como los que ofrece Risk&Fun y así estarás preparado para cuando esas nubes empiecen a hacer acto de presencia y la nieve empiece a caer! ¡Saber cómo usar tu equipo de seguridad para avalanchas puede salvar muchas vidas!